ABANICO

pmen_maroc__10

Pierrot Men

_Te veo más joven. ¿Me prestas esa rama para abanicarme las arrugas y hacer volar los años? Sólo un momento.

_ No, que te vas y luego no me la devuelves. Tráete una silla y te doy aire a ti también.

Y así es que cada día se sientan juntas a conversar y rejuvenecer. Los años no han volado, pero la piel se les ha desarrugado, pese a las muchas risas compartidas. La rama se ha secado, pero igual cumple su función mejor que cualquier crema. Sólo sirve el aire que ella agita y que ambas comparten. Están ilusionadas con su recuperada y falsa juventud. La casada encantada de reavivar la pasión de su esposo que ya no está para grandes efusiones pasionales, pero al que ama todavía. La viuda ensaya juegos de seducción, más o menos discretos, con jóvenes hermosos a espaldas de sus hijos.

Cuando toda arruga haya desaparecido, se detendrá y revertirá el proceso. Eso les dijo la vecina medio bruja, quizá envidiosa, pero no les importa. Ya nada ni nadie les quitará estos días felices.

 

Anuncios

Acerca de cariacontecida

Buscando un lugar de expresión.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ABANICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s