Archivo de la categoría: Sin categoría

GOLONDRINA

Quería entrar. La golondrina batía sus alas, golpeando con su pechito el cristal, regresando una y otra vez con insistencia. Tozudamente, llenando de plumillas el alero de la ventana que, finalmente,  fue abierta. Sobrevoló el comedor, posándose en la cómoda. … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

ESPERANZA

Yo amaba una esperanza. La fui engordando con obstinación, pero se murió súbitamente, de indigestión. No pudo digerir las últimas cinco palabras que acabaron por saturar su estómago. Fue cebada con quimeras que yo le cocinaba con mimo. Demasiada comida. … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

TRAVESÍA

Terminadas las avellanas, le invadió un terrible sopor. Había madrugado como cada día para ir a la escuela. Contemplando el vapor que navegaba en la botella de la casa de sus abuelos, le dio por imaginar los viajes que haría … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

URBANO LUGRÍS

El pintor construía arquitecturas submarinas habitadas por sirenas aladas que se asoman a la superficie para abrazar veleros. Las serpientes de mar, no menos aladas, se abalanzan sobre los navíos indefensos, pese a sus cañones. Madre e hijo se instalan … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

VENTANA

Se avecina una tormenta, se ha levantado viento. Se ha levantado la vecina, se avecina un tormento. Así noche tras noche, sólo cambian las circunstancias meteorológicas.  La misma habitación, la misma mujer que la recorre y la misma hora que … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

MIRLO

Venía a posarse cada tarde en el quicio de la ventana. Las contraventanas abiertas y el aire caliente a la hora de la siesta. Se quedaba observándola durante un rato para luego entonar su canto aflautado y grave hasta que … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

CAMINANTE

Siempre caminaba inclinada hacia adelante. Aunque el viento más intenso soplase en contra, oponiendo gran resistencia a su avance, ella jamás perdía su ángulo de inclinación. Desafiando las más elementales leyes de la gravedad y de la comodidad, ella insistía … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario