Archivo del Autor: cariacontecida

Acerca de cariacontecida

Buscando un lugar de expresión.

LAS CUATRO Y MEDIA.

Chronos salió del charco, se secó los pies con las hojas de un calendario atrasado y se quedó mirando al crío que no le quitaba ojo. _ Mira, te voy a dar una hora para que la lleves siempre contigo. … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

BUDA

  Buda se sentó bajo el árbol Bodhi. Sobre sus raíces, meditó durante semanas. Fue entonces, y a su sombra, que alcanzó la Iluminación. El árbol Bodhi es una suerte de higuera, conocida como gran Árbol de la Vida. Dicen … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

CORAZÓN.

Poseía un corazón simétrico y perfecto, con una hendidura para que fuese posible atravesarlo. Tras la última traición, recortó un precioso puñal y así, traspasado, se lo cosió al pecho. Del corazón manan gotas de fieltro, se deslizan por su … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

SUERTE

  Cuando Lourdes abrió su correo leyó con claridad el mensaje: “Soy tu suerte. Quedamos  debajo de tu casa, en el bar,  para ajustar cuentas. Mañana, a las tres. Te invito a un café. Si faltas, no tendrás ocasión de … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

EXTRARRADIO

A veces, el amor camina por los suburbios. Tiene cierto aspecto  desolado a causa de sus descampados, por los que se procura avanzar entrelazados hacia una promesa de guarida en construcción. Para cuando no quede ni rastro del primigenio camino … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

MEDUSA

A la  Medusa, escandalizada, se le escapó un grito ante beso tan apasionado. Éste fue grande y resonó en toda la Galería Uffizi. A él acudieron de otras salas, también los vigilantes. Todos se quedaron inmóviles, contemplando el cuadro silencioso, … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

VESTIDO

Vestido nuevo de estrenar festivos. Sentada sobre la valla del escepticismo, las manos se enlazan para cobijar tu recuerdo. Tanto lo han guardado que, cansadas, se desasen y ya has caído. Roto, ruedas por el camino, te esparces. Las manos … Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario