CIGARRILLO

JLS-1-1080x714

Jean-Loup Sieff

«¿Tienes fuego?», me preguntó, y yo se lo di. Pegué la punta de mi cigarro al cigarrillo de su boca, sin soltarlo de la mía. Y así nos quedamos,  después de que el suyo se prendiera. Y así nos quemamos,  antes de las colillas.

Nos fumamos en silencio. Dos extremos en combustión sosteniéndose en el centro de una mirada, inhalándonos y exhalándonos en  cada calada. Dos aromas confundidos en una única humareda, saboreándonos en su ascensión, mientras nuestras cenizas caían grávidas.

Los cigarrillos moribundos fueron arrojados al suelo, sus cadáveres humeantes nos delataron ante nuestros ojos cómplices, que desde el suelo volvieron a buscarse incandescentes,  necesitados de apagar sus brasas para no seguir ardiendo en nuestras pupilas. El tiempo de un cigarrillo basta para un incendio.

 

Anuncio publicitario

Acerca de cariacontecida

Buscando un lugar de expresión.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a CIGARRILLO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s