BUDA

 

39cc96623d5695844

Ayutthaya, Tailandia.

Buda se sentó bajo el árbol Bodhi. Sobre sus raíces, meditó durante semanas. Fue entonces, y a su sombra, que alcanzó la Iluminación. El árbol Bodhi es una suerte de higuera, conocida como gran Árbol de la Vida.

Dicen que tres de sus raíces dan frutos dulces: generosidad, sabiduría y amor. Las otras tres dan frutos amargos: codicia, odio e ilusión. Las raíces se extienden por el tronco, que está compuesto de cinco partes: forma, sensación, percepción, formación mental y consciencia. Las ramas surgen, por tanto,  a partir de causas y condiciones de las que dependen nuestra felicidad o infelicidad.

Cuando los guerreros birmanos decapitaron las estatuas de Buda en el templo What Maha That de Ayutthaya, una de ellas rodó hasta la base de un árbol Bodhi. Amorosamente, el árbol, de la misma especie que aquél bajo el que meditara Siddhartha, acarició con sus raíces su rostro sonriente. Esta caricia leñosa la alzó del suelo, y la enmarcó en un abrazo sagrado. Buda cerró sus párpados pétreos en un eterno gesto de placer. Sin duda, el árbol Bodhi hizo honor a su nombre y este Buda es uno de los frutos buenos de sus amorosas raíces.

LA CABEZA DE BUDA EN EL ÁRBOL: LA LEYENDA DEL BUDA DECAPITADO

 

 

 

Anuncios

Acerca de cariacontecida

Buscando un lugar de expresión.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a BUDA

  1. ¡Hola! ¿Nos seguimos? Un beso 😊

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s