CORAZÓN.

a9a52f9089752fd15650ed0bd2c35ed6

Nina Leen

Poseía un corazón simétrico y perfecto, con una hendidura para que fuese posible atravesarlo. Tras la última traición, recortó un precioso puñal y así, traspasado, se lo cosió al pecho. Del corazón manan gotas de fieltro, se deslizan por su vientre y dejan un reguero de sangre suave; salpicaduras textiles que acompañan su andar.

Este desangrarse lento la va consumiendo; adelgazándola, descarnándola, hasta dejarla reducida a una escueta silueta de piel y huesos. Al caer la noche, despojada de su jersey ensangrentado, su figura se recompone un tanto. Todavía chorreante, lo guarda en el armario, separado del resto de prendas para no ensuciarlas. Periódicamente, lo sacude y limpia el rastro de dolor que deja en el estante. Irán dejando de aparecer restos de rayón y lana bajo su trama, hasta no necesitar ya proteger la parte de la balda en contacto con el suéter.

Allí permanecerá, hasta que una pena nueva la empuje a rescatarlo. Lo vestirá con orgullo. Volverá a exhibir su corazón traspasado, cuando considere preciso dejarse matar por su afelpada puñalada, derramándose en un reguero de paño con el que se secará la frente la muerte que, corriendo, acudirá a buscarla.

 

Anuncios

Acerca de cariacontecida

Buscando un lugar de expresión.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a CORAZÓN.

  1. Daxiel dijo:

    Alucina, viajar en los tránsitos de la rama débil de la humanidad, cuando muestra tanta entereza hasta su propio final…hermoso escrito

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s