PIEDRA

bd1401534d84abbea0b85378b825e1d7-hd2

Victoria Ivanova.

Sólida y pesada, la realidad está siempre a punto de desplomarse sobre nosotros. Pende de una cuerda hecha con hebras de sueños que la sujetan para que no nos aplaste, manteniéndola suspendida. La realidad, atraída por la gravedad, provoca la rotura paulatina de tan frágil sujeción. Cuando se desploma sobre nosotros, nos  rompe cual frágil cáscara de huevo, antes incluso de que hayamos eclosionado. La realidad siempre acaba por desplomarse. Tiene  forma de  canto rodado o de arma arrojadiza anterior a los hombres y sus herramientas, anterior a todos los tiempos computables y computados.

Escuchamos su débil balanceo sobre nuestras cabezas, el débil crujido de un sueño que comienza a romperse, pronto se deshará toda la trama, la realidad oscila un poco antes de precipitarse sobre nosotros. Nadie puede huir, sólo cabe esperar lo inexorable.

Por otra parte, todos conocemos a Sísifo que la arrastra continuamente pendiente arriba, para verse arrastrado por ella una y otra vez. Somos muchos los que le ayudamos a empujar, en un esfuerzo inútil por dejarla depositada y olvidada en la cima de nuestro inframundo. En vano es nuestro esfuerzo, la realidad siempre se precipita arrastrándonos con ella cuesta abajo o aplastándonos con su solidez pétrea. Lo mejor es dejarla rodar o hacernos a un lado antes de que nos caiga encima.

Anuncios

Acerca de cariacontecida

Buscando un lugar de expresión.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s