ACQUA ALTA

gs4

Gothard Schuh

Cada día tiene su afán y su carga. Ese día tocaron sandías. El barquero era un esforzado transportista que poco tenía que ver con los gondoleros con los que se cruzaba. Él se limitaba a trasladar mercancías, y  ese día le estaba resultando particularmente pesado su trabajo. El calor húmedo de Venecia contribuía a acrecentar su fatiga haciendo más penoso el esfuerzo. Sólo una mirada cenital permitía conocer la carga que portaba su barca que se desplazaba lentamente sobre las aguas quietas de la laguna. Era éste el caso de los turistas de un crucero que lo saludaron efusivos y le tomaron fotos, animándole a seguir remando.  Esto lo enfureció aún más. Un poco más adelante, se detuvo. Apoyó el remo en la forcola, clavándolo ligeramente en el fondo fangoso de la laguna. Estaba harto y exhausto. Lo que le iban a pagar no compensaba su sudor ni su cansancio, tampoco quería ser una atracción turística.

Saltó dentro de la barca, cayendo encima de las sandías, basculó hasta casi volcar. En ese momento, deseó con toda intensidad que hubiera sucedido, haber acabado así de una vez. Era un pesado trabajo el suyo; monótono y mal remunerado. Tanto esfuerzo para no salir de pobre, para alcanzar apenas a cubrir sus necesidades básicas o ni eso. Sin poder hacer ni un plan para el futuro; por modesto que fuese el plan, por cercano que fuese el futuro. Ni hablar de casarse con Ciara, y bien que quería.

Estaba incómodo allí tumbado sobre las sandías, el sol no daba tregua. Sujetó una y la alzó por encima de su cabeza, la contempló brillando, reluciente en pleno mediodía. Se giró y la arrojó a la laguna. Hizo lo mismo con otra, otra, otra y otra… La barca se iba aligerando y ya bamboleaba. Un compañero que lo vio creyó que se había vuelto loco. A gritos se lo dijo, pero él agitó los brazos saludándolo  y riendo. El otro también se detuvo. Listones de madera transportaba éste, y estaba tan harto como él. Se dispuso a aligerar también su barca. Se deshicieron de su carga en poco tiempo, se pusieron a surcar la laguna buscando a sus compañeros, conminándolos a que hicieran lo mismo, tratando de convencer a los más reacios y ayudando a desprenderse de su lastre a los más solidarios.

Los hubo, claro, que -temiendo perder su trajo- no participaron en esta suerte de locura. Sin  embargo, fueron muchos los que lo hicieron y se pusieron a remar raudos por la laguna, entre risas y retos de velocidad.

Ese día, se produjo un fenómeno extraño en la ciudad; el nivel del agua se elevó tanto que alcanzó más de metro y medio de altura. Casas y negocios debieron ser evacuados. Pilló a todos por sorpresa; vecinos y turistas que, sumergidos hasta más arriba de la cintura, no cesaban de sacar fotos a la plaza de San Marcos. No se habían instalado pasarelas, ya que el “acqua alta” no llegaba nunca antes de otoño. Los transeúntes resbalaban y chapoteaban con sus sandalias por las calles menos inundadas. Los bomberos no daban a basto para achicar el agua roja entreverada de verde de los sótanos. Caídas hubo con consecuencias de fracturas óseas. Las ambulancias navegaban a toda velocidad surcando las aguas de los canales con sus sirenas características. Los cruceristas abordaron presurosos sus barcos. Los medios de comunicación dieron cuenta del caos,  mientras los expertos trataban de descifrar las causas  de este fenómeno inaudito.  Las pérdidas económicas fueron grandes. Entre los remeros corrió el vino.

 

Anuncios

Acerca de cariacontecida

Buscando un lugar de expresión.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ACQUA ALTA

  1. Me alegra tanto siempre encontrarte por aquí… Un abrazo grande. Felices Fiestas y que el 2017 sea venturoso para ti.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s